Comida Irlanda - Guinness Stew - Cerveza Irlanda - Cerveza Irlandesa - Bebida Irlanda - Bebida Irlandesa

TOP 4: Bebidas Típicas de Irlanda

TOP 4: Bebidas Típicas de Irlanda

La cerveza irlandesa:

Una cerveza irlandesa muy típica es Smithwicks, que es reconocida como una de las cervecerías más antiguas de Irlanda, el sitio se originó como un monasterio franciscano notable llamado Abadía de San Francisco. De hecho, durante la expansión de Smithwicks Brewery en 1854, la nave y el coro de la abadía fueron descubiertos dentro de los terrenos de la cervecería. La sacristía ha sido restaurada como oratorio en la cervecería. El pozo fue dedicado a San Francisco y sostenido durante mucho tiempo en gran veneración, se encuentra a unos 45 metros al noreste del convento y ahora está debajo de uno de los edificios de la cervecería. La abadía y la cervecería cerraron después de 300 años debido a la reforma en Irlanda en 1537. Muchos años más tarde en 1705, la tierra fue arrendada a John Smithwick y Richard Cole, que comenzaron un negocio cervecero. La tierra en ese momento era propiedad del duque de Ormond. En 1710, John Smithwick se convirtió en el dueño, pero esto no se conocía públicamente porque según las leyes penales, como un católico, Smithwick no se le permitió poseer propiedad. Las leyes penales fueron revocadas en 1782, permitiendo a la familia Smithwick reclamar públicamente la propiedad.

Muchos años después, el nieto de John Smithwick, Edmond Smithwick, tomó el negocio. La cervecería permaneció enteramente en la familia de Smithwicks hasta 1964, cuando Guinness y compañía compraron una parte de control de la cervecería.

El sitio funcionó como una cervecería hasta diciembre de 2013, cuando toda la elaboración de cerveza se trasladó a la Puerta de San Jaime en Dublín para centralizar los esfuerzos de elaboración de cerveza.

La sidra:

Bulmers, es una sidra irlandesa que no tiene nada que ver con lo que muchos tienen en mente respecto a esta bebida. De hecho, hay quien piensa que se trata de una cerveza saborizada y no es raro encontrarla en la zona de cervezas de importación en muchas grandes superficies. Es una sidra achampanada. Las sidras naturales por lo general tienen una fermentación espontánea, se dejan madurar en el tonel y se embotellan sin filtrar. Esto le da su color turbio y aromas tan característicos. Lo que hace tan distinta a la Magners es que el mosto de 17 tipos de manzana se fermenta con una levadura propia de Tipperary, la misma que se utiliza desde 1935 y que sólo ellos pueden utilizar. La maduración dura dos años y se realiza a oscuras y, una vez que la sidra está lista, se filtra repetidamente y se embotella.

El whiskey:

Y si hablamos de whiskey irlandés pensamos en Jameson. Los principales ingredientes utilizados son la cebada y el agua pura, dos ingredientes tan naturales para Irlanda como la vida misma.

El Whiskey irlandés está hecho con una mezcla de cebada y cebada malteada, y ésta es secada en hornos cerrados para conservar el sabor. Se muelen cantidades precisas de cebada y cebada malteada hasta que se llega a una masa de harina gruesa llamada molienda, la cual se mezcla con agua pura en una vasija enorme. Las féculas en la cebada y en la malta se convierten en azúcares fermentables por la acción de la diastosa de la malta. Este azúcar líquido llamado “wort” se, extrae de los granos y es bombeado en “washbacks”, los granos que han sido utilizados se venden a los granjeros como un pienso de alta calidad.

En los “washbacks” la levadura liquida convierte todos los azúcares del “wort” del alcohol y el líquido, llamado ahora “Wash”, está listo para entrar en el proceso de la destilación.

Todos los Whiskeys irlandeses se destilan tres veces (no hay ningún whisky en el mundo que se destile más de dos). El arte de destilar es separar y retener los buenos elementos derivados del alcohol y congéneres aromatizados, los cuales una vez maduros harán un whiskey de calidad y separando y desechando las impurezas, que son aquellas que producen la resaca. Solamente tres destilaciones seguidas pueden conseguir esto.

El Whiskey joven se guarda en toneles de roble y se almacena en enormes almacenes aromatizados, para dejar que se lleve a cabo el proceso de la maduración. Durante la maduración algunos de los alcoholes, los de más alta graduación, se evaporan a través de los poros de las duelas del roble, entra oxigeno y algunos de los extractos naturales de la madera, como el tanino, disolviéndose en el liquido.

El café Irlandés:

El café irlandés se caracteriza por su sabor levemente amargo, azúcar caramelizada y whisky ardiente que se combinan a la perfección con una capa de crema batida en la parte superior.

Fue creado en el año de 1943 por Joe Sheridan, un cocinero en el aeropuerto de Shannon, para los pasajeros de un vuelo trasatlántico que tuvo que regresar a Irlanda debido al mal clima. A este cocinero se le ocurrió la idea de agregar whisky irlandés al café con la intención de contrarrestar el frío de los pasajeros.